Siguenos por Mail

sábado, 28 de enero de 2012

Mi castillo en el aire

Ya contentas y satisfechas las chicas se retiran a la habitación de juegos para dar rienda suelta a su imaginación y así poder disfrutar de su propio cuento de hadas. Ellas necesitan poco para que sus sueños se hagan realidad y mientras crecen o no, mejor que jueguen a las princesas, lo malo es que con 100 invitadas no se yo que nombres se pondrá cada una (el mercado de princesas está tan escaso .....

No hay comentarios:

Publicar un comentario