Siguenos por Mail

jueves, 24 de mayo de 2012

Casa sueca


Cuando me topé la primera vez con estas fotos me dejaron como flotando en una nube de algodón. Soñaba con cosas dulces y con muchos momentos compartidos bajo estas paredes. Sus detalles son sin duda únicos que hacen de esta casa sueca un lugar encantador.
Solo con mirar el cabecero de la habitación principal te llena de calidez, de querer arroparte bajo esas sábanas y que te envuelvan dulces sueños.



Aunque más que un dormitorio parece una auténtica suite por las dimensiones.


A mí siempre me han encantado las casas donde la altura de los techos me permite el disfrutar de pinturas, papeles y lámparas especiales, donde lucirlas con todo su protagonismo.


La habitación infantil me cautivó por la sencillez y calidez de esos tonos neutros rotos por la simple nota de color de una vieja silla. 


¿Y que me dices del detalle de este ropero?


Pero lo que más llama la atención sin duda es este ángel pintado en la pared del salón que data de 1800. Y como segundo protagonista de esta espectacular estancia es el trineo antiguo convertido ahora en un fabuloso sofá. ¿No es encantador?


Al igual que este otro comedor mas informal con el que cuenta la vivienda.


¿Te Ha gustado?
Me alegro
 XXOO

MUCHAS DE LAS FOTOGRAFÍAS UTILIZADAS EN ESTE BLOG HAN SIDO ENCONTRADAS EN LA WEB. DESCONOZCO SU AUTOR. SI CREES QUE ALGUNA FOTO NO DEBE SER PUBLICADA O CONOCES SU PROCEDENCIA RUEGO ME LO INDIQUES, PARA RETIRARLA O IDENTIFICAR AL AUTOR.


No hay comentarios:

Publicar un comentario