Siguenos por Mail

miércoles, 2 de mayo de 2012

Mis escaparates

Por fin, ya he terminado...
Que ganitas tenía de poder enseñaos el resultado, porque si amig@s, esta vez se ha hecho esperar. Lo bueno es que como el tiempo no ha sido muy primaveral, no se ha notado mucho que seguía sin cambiar el escaparate. La culpa del retraso fue la tela dichosa, ha tardado más de la cuenta...pero mereció la pena.
La gente me pregunta en que me inspiro, en base a qué o cómo planteo un escaparate. La verdad esta vez me inspiró un trozo de tela. Cuando la vi, y eso que no tiene nada especial, esos colores me hicieron evocar recuerdos maravillosos de mis días de sol y playa cuando yo era una adolescente. Esos días que pasabas tumbada bajo el sol sin más preocupación que el broncearte y bañarte con los amig@s, las tardes de risas en la orilla hasta que casi oscurecía, el roce de las olas en tus pies descalzos mientras compartías algún secretillo con una de tus amigas...umm, que delicia. Pues sí, al ver esa tela me emocioné tanto que a partir de ella comencé a maquinar esto que hoy os muestro. Aunque también he de ser sincera, probable mente encontréis algún mueble que ha aparecido en otros de mis escaparates, pero en época de crisis no está la cosa pa derrochar...no os parece? Pues bien, con todo el amor de mi corazón y esperando que lo disfrutéis tanto como yo, ahí va:










































XXXOOO


                                                             

4 comentarios:

  1. que frescura da esos toques en verde!! y sin perder ni un gramito de elegancia, el decapado de los muebles es muy bonito y la idea de los tres faroles me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, tu si que sabes!!! jajaja.Me alegra que te guste. Un besazo

      Eliminar
  2. Qué bonito! Queda muy primaveral

    besos

    ResponderEliminar